Verificación de contadores en campo mediante caudalímetros portátiles

La verificación de contadores en campo mediante caudalímetros portátiles es fundamental para garantizar la correcta medición de los volúmenes servidos y facturados

El control efectivo de los volúmenes de agua servidos es imprescindible para la correcta gestión de cualquier Comunidad de Regantes. Por ello, es imprescindible que los equipos de medición instalados funcionen correctamente.

El control de los volúmenes es estratégico para:

  • Facturar de forma justa el agua a los comuneros y sostener económicamente a la entidad de riego
  • Poder realizar una control sobre la eficiencia hidráulica de la red de distribución (agua que entra el sistema frente al agua servida a los usuarios finales)
  • Organizar los turnos con criterios de eficiencia energética, si los caudales de las tomas de los contadores no es precisa se producen desajustes en los turnos de riego que reducen la eficiencia energética del sistema
  • Realizar un control justo de los cupos

Si los equipos no miden correctamente puede conllevar problemas de tipo económico para la entidad de riego (problemas en la recaudación por venta de agua), en la confianza del comunero en el servicio de agua de riego prestado y en la gestión operativa de la infraestructura por parte de los gestores.

La verificación en campo se puede realizar mediante caudalímetros de ultrasonidos portátiles no invasivos en los que no es necesario cortar ni perforar la tubería:

2016-12-14-15-30-56_p

Ejemplo de verificación de contadores en campo mediante caudalímetro portátil

Para poder realizar esta verificación debe existir un espacio suficiente libre de turbulencias aguas arriba y aguas abajo y espacio físico para la colocación del equipo. En caso de poner colocarse en el hidrante el equipo portátil que hará de patrón se puede colocar fuera del hidrante, a la entrada o salida del mismo.

2016-12-14-16-32-34_p

Ejemplo de colación caudalímetro portátil aguas abajo del hidrante

Las Comunidades de Regantes normalmente solicitan una verificación en campo cuando:

  • Algún comunero no está conforme con los consumos que le está facturando la Comunidad de Regantes
  • En fase de puesta en marcha de la infraestructura para verificar que la obra ejecutada por la constructora es correcta
  • En fase de explotación de la infraestructura para verificar de forma periódica el correcto estado del parque de contadores y programar el “plan renove” escalonado de contadores
  • Cuando hay sospechas de robo de agua en algún hidrante

Esta medida es muy recomendable porque evalúa no sólo si el equipo está en buen o mal estado sino que también evalúa el buen funcionamiento del binomio contador-instalación. Esto es recalcable porque en algunas ocasiones se ha detectado un problema en un equipo y este se ha llevado a un banco de pruebas y en el banco se ha confirmado que funcionaba correctamente, sin embargo, en campo no funcionaba bien por problemas en la instalación, no por problemas en el propio contador.

En Moval Agroingeniería contamos con la experiencia, los recursos humanos y materiales para realizar este tipo de trabajos.

 

Desde Moval Agroingeniería seguimos trabajando por un regadío eficiente y sostenible.

Publicado en Regadío.